Casino365

Los distintos tipos de máquinas tragamonedas

Mito: “Todas las tragamonedas son iguales”.

La verdad verdadera: Hay cinco tipos principales de máquinas tragamonedas, que normalmente se diferencian por el número de rodillos, de líneas de premio y de tipo de jackpot. Échale un vistazo a nuestro diccionario sobre la jerga de las tragamonedas, si estas expresiones son nuevas para ti.

En primer lugar están las tragamonedas de 3 rodillos. Es la versión más clásica, con tres rodillos que giran y es la que uno se encuentra habitualmente en las salas de tragamonedas de los casinos de Las Vegas. Esas máquinas tienen entre 1 y 5 líneas de premio y los jackpots pueden ser estáticos o progresivos. La apuesta máxima suele ser de tres monedas en las máquinas de una línea, mientras que en las máquinas con múltiples líneas de premio, la apuesta máxima suele ser igual al número de líneas.

Cada vez son más populares las máquinas tragamonedas de 5 rodillos, en las que puede haber entre cinco y varios cientos de líneas de premio. El número máximo de monedas varía entre de una o varias por cada línea de premio. La representación gráfica puede ser de cinco rodillos completos, aunque lo más habitual es que empleen una pantalla de vídeo.

Algunas máquinas tragamonedas tienen jackpots que van aumentando mientras se juega y de ahí les viene el nombre de tragamonedas con jackpot progresivo. Estos “botes” van aumentando hasta que alguien se lo lleva y entonces, vuelven a comenzar desde un monto inferior, pero que no es igual a cero. Una proporción de cada apuesta realizada en las máquinas tragamonedas con jackpot progressivo se destina (como su propio nombre indica) al jackpot progresivo. Varias redes de casinos pueden estar contribuyendo al mismo tiempo a un jackpot determinado y también pueden hacerlo varias máquinas en un mismo casino. Un ejemplo es el jackpot de Mega Moolah en Spin Palace.

La primera máquina tragamonedas fue la Liberty Bell, inventada en 1985 por el mecánico de coches Charles Fey, de San Francisco. Un giro ganador que mostrase las tres Liberty Bells conseguía un premio de… ¡cincuenta centavos! En comparación con las cantidades de los jackpots de hoy en día, el premio era ridículo, incluso teniendo en cuenta la cantidad apostada y el ajuste histórico de la moneda. Desde entonces, las máquinas tragamonedas también se han actualizado en lo que se refiere a su apariencia y una versión moderna goza de mucha popularidad es la video tragamonedas con bonus, que emplea una pantalla de vídeo para mostrar los rodillos y que cuenta con una juego de bonus adicional, como su nombre sugiere. La fase de bonus puede adoptar una gran variedad de formatos.

El modelo clásico de máquina tragamonedas viene de Norteamérica. El equivalente en España es la típica máquina recreativa con símbolos de frutas, que es prácticamente igual, aunque tiene algunas diferencias. Por ejemplo, dispone de más opciones de juego, como retener símbolos, retener rodillos, saltarse una figura en un rodillo determinado o la función “doble o nada”.

El trotamundos dice: Las máquinas tragamonedas se conocen como máquinas de poker (Australia), bandidos de un solo brazo, máquinas recreativas, tragaperras, máquinas de azar, etc.