Casino365

Tic-tac, tic-tac… la cuenta atrás del jackpot

Pregunta: ¿Cómo son los jackpots de los casinos online? ¿Cuál es el mayor premio que ha repartido un jackpot en internet y porqué algunos ganadores se quedan sin premio?

La verdad verdadera: Las cantidades que ofrecen los jackpots progresivos en internet aumentan cada día, sin pausa. En general, los jackpots que ofrecen los casinos tradicionales siguen siendo mayores, pero seguramente es solo cuestión de tiempo hasta que las se giren las tornas y sean los casinos online los que den los mayores premios.

El mayor pago online que se ha entregado en un solo jackpot lo hizo la máquina tragamonedas progresiva Mega Moolah del River Belle Casino, el 13 de mayo de 2009. El afortunado ganador fue Giorgios M., un padre de familia griego de 36 años de edad, que se llevó 6.3 millones de euros.

El segundo mayor jackpot que ha repartido una tragamonedas online fue en InterCasino, ni más ni menos que 5.9 millones de dólares. Otros ejemplos de jackpots monstruosos; los 5.5 millones de euros que se llevó el finlandés Klaus E. en 2008, los 2 millones de libras que repartió la tragamonedas Millionaires Club en LittlewoodsCasino -el mayor pago online del Reino Unido hasta la fecha-, los 1.7 millones de dólares que entregó el Lucky Nugget Casino o los 1.5 millones del Captain Cook’s Cooks Casino.

Los jackpots progresivos siempre suelen ser mayores que los jackpots estáticos y por definición, siguen aumentando hasta que alguien se los lleva. Por eso mismo resulta complicado hacer un seguimiento de los mayores jackpots de internet y donde encontrarlos.

Con todo, se puede elaborar una lista con algunos de los principales. Aquí tienes los más jugosos (las cantidades entre paréntesis eran las que se ofrecían en el momento de escribir esta entrada).

Casinolisten.com dice: Asegúrate de revisar los términos y condiciones de tu casino antes de ir a cazar jackpots. Se han dado casos en la historia de las tragamonedas en los que los jugadores pensaban que habían ganado millones pero se quedaron sin premio por no haber repasado los términos y condiciones. O sea, no apostaron la cantidad máxima.