Casino365

Gallinas que cloquean y crack de cocaína

Afirmación: “Las máquinas tragamonedas son hipnóticas.”

La verdad verdadera: No hablamos de que hipnotismo en el sentido de esos espectáculos en los que el público acaba cloqueando como una gallina, sino de lo adictivas que las máquinas pueden llegar a ser. Es sabido que las tragamonedas son a la ludopatía lo que el crack de cocaína a las drogas. Se han realizado muchos estudios sobre apuestas, juego y el comportamiento de las personas que juegan y esos estudios muestran que las tragamonedas pueden “enganchar”.

Hay distintas teorías sobre los motivos. A continuación os ofrecemos algunos ejemplos:

  • “Los gráficos y los colores de las tragamonedas son muy atractivos y estimulantes.”
  • “La música de las máquinas tragamonedas es estimulante, repetitiva, seductora y tiene un mensaje subliminal.”
  • “La emoción de las rondas de bonificación fomenta el juego continuado.”
  • “La velocidad del juego mantiene alto el nivel de adrenalina.”
  • “Jugar a las tragamonedas es muy repetitivo.”

En La verdad verdadera no vamos a especular sobre la veracidad de esas afirmaciones, pero sí vamos a darte algunos consejos para que consigas evitar perder el control en frente de las tragamonedas:

  • No mires constantemente a la pantalla, descansa la vista.
  • La mayoría de los ordenadores muestran la hora en la esquina inferior derecha de la pantalla. Acostúmbrate a mirarla regularmente para que no pierdas la noción del tiempo. Si vas a un casino de tu ciudad, no olvides llevar un reloj.
  • Haz descansos y ponte un límite de tiempo.
  • Descansa bien antes de comenzar a jugar.
  • Socializa. Si estás online, chatea con tus amigos entre giro y giro o lee un periódico. Si estás en un casino real, no virtual, trae a un amigo para conversar o charla con la persona que esté sentada en la máquina tragamonedas de al lado.

Citando a Heywood Broun: “El impulso de apostar es tan universal y resulta tan placentero hacerlo, que yo asumo que debe ser malo.”